Citas Citables.

El Primer Beso

"Por fin" fue lo único que pude decir. Por fin estábamos juntos, por fin sabíamos cómo se sentían mis brazos al rededor de su cuello y los suyos al rededor de mi cintura.

Aidessa

Y no te quiero a mi lado por que seas algo que llene ese vacío, te quiero a mi lado por que eres mi debilidad, mi fortaleza, mis sueños, fantasías y adicciones, mis locuras, mis letras y todas mis canciones.

*CLEO

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Primer Intento.


Si bien pareciera, te diría que lo acabas de escribir.
Que curiosamente, y no es porque te quiera en demasía, retrataste parte de esta historia nuestra en esas páginas. Que de alguna manera me sentí identificado desde el momento que leí la segunda hoja.

Y no es que te Ame, pero sí, me gustó, las partes que hablan de nosotros, esas partes que hacen que sienta cierto hueco en el estómago, podría decirse que yo estoy contando la historia.

No negaré que me asusta un poco el increíble parecido con lo que ahora vivimos, a pesar de que pareciera que en el texto ha pasado poco más que los casi 3 meses de aventura que llevamos, pero me parece increíble el enorme parecido que le encuentro, aunque no sé, si lo esté relacionando solo porque son palabras tuyas y por qué así quiero.

Creo que todos queremos vivir una historia de "novela".

Te diré la razón de que me gusta tanto la historia de Aura.

Después de leerla, siempre creí que en algún momento y probablemente en todo el mundo, se podían dar casos de amores, que en distintas vidas se conocieran aunque no siempre terminaran estando juntos. Que había cierta fuerza universal que era capaz de mover todo lo que está dentro y todo lo que esta fuera, pero que sería incapaz de hacer que cuando existiese esa conexión entre dos personas (aún con toda su magnificencia) lograra que no llegasen a conocerse.

Nuestra historia también parte de ese punto, creo yo. De ese en que nos encontramos, que nuestra primera conexión física fue increible, como si ya antes nos hubiéramos inspirado esa confianza para lanzarnos a la aventura de el uno contra el otro.

Es por eso, que creo que esta historia es buena y si mi argumento no es lo suficientemente válido, pues entonces no logré ser muy objetivo (a pesar de que no quise serlo)...

Me encantó, me vi junto a ti reflejado en esa historia. Y eso, sin temor a equivocarme, es lo que hace interesante a una novela.

Que logres capturar al lector y a su vez, se sienta como alguno de los protagonistas de la historia.

Y yo creo fervientemente después de leer esto, que ya sabías que nos conoceríamos...

martes, 22 de noviembre de 2016

Cuando tengas ganas de morirte no alborotes tanto: muérete y ya.

Es muy normal la curiosidad del ser humano, de hecho, es muy normal la curiosidad en cualquier especie.

Nos sentimos tan especiales a veces, que no creemos que podemos sorprendernos de lo que la vida nos enseña, por la buena, por la mala y por las peores. Las sorpresas destilan asombro, miedo, alegría e incluso ira.

Somos tan ingenuos en pensar que mañana, o tal vez ahora mismo, está sucediendo algo sin precedentes, que cambiará o no nuestra manera de ver el mundo, aunque el mundo siempre ha sido el mismo.

Nos sentimos tan especiales que creemos y al mismo tiempo nos damos la libertad de no hacerlo, de tomar una decisión y contradecirnos, de amar y renegar de hacerlo, de soñar y no querer dormir nunca más.

Que ingenuos y hasta cierto punto estúpidos.

La promesa de seguir creyendo que esta cosa que llamamos vida comprende eso mismo, vivir y morir en el intento de hacer algo, o de ser alguien.

Así nada más.

jueves, 18 de diciembre de 2014

Fríos Besos

Hace algun tiempo atrás, recuerdo como fue nuestro primer beso...

Me besaste, te bese, nos besamos, la historia original contaría que la primera vez que pudimos mirarnos sin que nadie más existiera al rededor, nos besamos a escondidas, en un auto.

Tus labios se sentian frios, resecos, el labio inferior mas gordito que el superior.

Recuerdo que soplaba el viento, adentro y fuera del auto con los vidrios arriba, era inevitable que la corriente pasaran entre el roce de nuestros labios.

Recuerdo muchas cosas.

Pero por ahora, tengo que seguir trabajando.

viernes, 21 de febrero de 2014

Con frío en las manos #2

¿Alguna vez sintieron como la electricidad de tu cuerpo recorre tus manos?

No le encuentro otra explicación al tintineante cosquilleo en mi manos, al apretujado musculo de mi corazón... Sin duda, tiene que ver algo como un impulso que mi cerebro manda a mis extremidades para advertir, para alertar, para despertar.

Pero mientras escribo, desaparece cada molestia que causa esa sensación de inquietud, y toda mi mente se concentra en escribir lo que quiere, lo que siente, lo que piensa, lo que en sus huellas fluyan para darle otro sentido al valor que tiene lo que estoy intentando escribir.

O darle sentido a lo que quiero hacer.

Esta electricidad que recorre mi cuerpo no me es desconocida pero no debería ocurrirsele aparecer en cualquier momento, por que, no es cualquier momento, o si?

viernes, 14 de junio de 2013

Magia Negra


Yo creo que la magia no está en esas cosas que pasan en las películas, en eso de tomarte de la mano y correr bajo la lluvia, de saltar charcos, de tirarte y rodar en el pasto, de dar un paseo en bicicleta.

Yo creo que la magia está en tu caricia cuando me abrazas, en tus ojos cuando me tientan, en tu beso cuando me ama.

Yo creo que la magia está en un momentito de silencio, ese momento en el que sé que tu respiración se sincroniza perfectamente a la mía.

En un paseo en la playa, en una caída fuera de algún estacionamiento, en alguna lucha sobre un pasto verde y una noche fría.

Parte de todo es lo mismo, esos momentos que son nuestros y que no compartimos con nadie, y que a lo mejor quedarían bien en alguna película para que alguien más tratase de hacerlo.

La magia que haces cuando me amas, aun estando dormida, es la que más valoro y jamás termina de sorprenderme.